LOGOS Aljarafe.

Estimulación y Desarrollo, S.L.

 

Av. Aljarafe 14. CC. La Cartuja

Edif. 2, 1ª Planta - 16

 41940 - Tomares (Sevilla)

 

Teléfonos:   954 15 72 32 / 640 364 300

© 2015 by Centro LOGOS.

Proudly created with Wix.com

 

“Si un niño no sabe leer, lo enseñamos. Si un niño no sabe nadar, lo enseñamos. Si un niño no sabe multiplicar, lo enseñamos. si un niño no sabe comportarse, ¿lo enseñamos? o ¿lo catigamos?”

Herner

TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con/sin Hiperactividad)

Definición

 

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico que se inicia en la infancia y tiene carácter crónico. Afecta entre un 5 y un 10% de la población infantil, llegando incluso a la edad adulta en un 60% de los casos. Se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos, y en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos.

 

 

Origen

 

Su origen aún es incierto pero se sabe que su causa puede deberse a una serie de condiciones genéticas (tiene una heradibilidad del 76%) junto a otros factores ambientales (prenatales, perinatales, posnatales).

 

 

Síntomas y señales

 

La característica esencial del TDAH es un patrón persistente de desatención y/o hiperactividad-impulsividad, más frecuente y grave que el observado habitualmente en sujetos de un nivel de desarrollo similar. Pero no todos los niños con el trastorno manifiestan los mismos síntomas ni con la misma intensidad. Los síntomas pueden presentarse en su totalidad o en parte.

Las presentaciones según el DSM-5, Manual Diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, son:

  • Presentación predominante de Falta de Atención: la conducta prevalente es el déficit de atención (más frecuente entre las niñas)

  • Presentación predominante Hiperactividad-Impulsividad: la conducta prevalente es la hiperactividad y/o impulsividad.

  • Presentación combinada de Déficit de Atención e Hiperactividad/Impulsividad: presentan los tres síntomas nucleares (Déficit de Atención, Hiperactividad e Immpulsividad).

 

 

Diagnóstico

 

Es fundamental realizar una detección precoz así como un diagnóstico adecuado. Se basa en una evaluación médica, psicológica y pedagógica. Para ello se hace necesario que algunos de estos síntomas que causan alteraciones se presenten:

  • Antes de los 12 años de edad.

  • Con una intensidad o frecuencia superior a la normal para la edad y etapa de desarrollo del niño.

  • Que deterioren o interfieran de forma significativa en el rendimiento del niño en dos o más de los ámbitos de su vida: escolar o laboral, familiar y social.

  • No ser causados por otros problemas médicos (un tóxico, una droga y otro problema psiquiátrico).

Pese a que pueda existir sospecha clínica en niños de menos de 6 años, el diagnóstico de TDAH requiere haber superado esta edad. Además, es frecuente que el TDAH se reconozca en los niños cuando comienzan la educación primaria, coincidiendo con dificultades en el rendimiento escolar y la presentación de disfunciones sociales.

 

 

Comorbilidad y Factores asociados

 

Con esto nos referimos a que el TDAH en muchas ocasiones no se presenta sólo, sino que tiene muchas posibilidades de aparecer junto a otro trastorno psiquiátrico o del aprendizaje. Los más frecuentes son:

  • Trastorno Negativista Desafiante

  • Trastorno de la conducta

  • Trastorno del Estado de Ánimo

  • Trastorno de Ansiedad

  • Trastornos del Aprendizaje

  • Trastorno de Tics o Síndrome de la Tourette

  • Abuso de sustancias

  • Trastorno de la comunicación

 

 

Los factores más comunes asociados al TDAH son:

 

  • De tipo Emocional

  • De rendimiento Escolar

  • De adaptación social

  • De habilidades Sociales

  • De relación familiar

  • De mayor riesgo a sufrir accidentes

 

 

Tratamiento

 

Se considera que debe ser multimodal e individualizado con la intervención de distintos profesionales:

  • Tratamiento Educativo (para la mejora de las funciones ejecutivas: planificación, organización, estructuración de tareas, etc)

  • Tratamiento Psicológico (para fomentar el autocontrol y la reflexibidad)

  • Tratamiento Farmacológico (para reducir los síntomas nucleares)

Asimismo, se considera imprescindible para el abordaje del TDAH la necesidad de una cooperación estrecha entre padres, pacientes, y escuela.

ACTIVIDADES QUE DESARROLLAMOS CON EL TDAH

  • Asesoramiento y Orientación

  • Intervención con afectados

  • Intervención con familia

  • Apoyo, Refuerzo Educativo y Estudio Dirigido

  • Escuela de Padres

  • Coordinación con otros profesionales implicados (pediatra, neurólogo, profesores)